RIESGOS DE LAS DIETAS MUY BAJAS EN CALORÍAS

 

 Cuando tenemos unos o varios kilitos de más, lo primero que pensamos es bajar de peso rápidamente para ver resultados inmediatos, he ahí cuando se nos viene a la mente hacer uso de las “dietas milagrosas”, las cuales son muy restrictivas, basadas en la ingestión de pocos alimentos, por tanto muy bajas en calorías y no balanceadas. Si las seguimos por varias semanas ponemos en grave riesgo nuestra salud, pudiendo aparecer: cansancio, dolor de cabeza, insomnio, cabello quebradizo, uñas débiles, piel seca, nerviosismo, mal humor, etc. Si la dieta se mantiene durante un periodo más largo de tiempo, los problemas pueden ser mayores: anemia, alteraciones hormonales, problemas renales, trastornos de la alimentación, afecciones estomacales. Además al dejar esas dietas, rápidamente se recuperan los kilos perdidos porque nuestro cuerpo asimila muy rápidamente todo aquello de lo que se le ha privado. Hay que tener en cuenta que con esas dietas la pérdida de peso se debe sobre todo a la pérdida de líquidos y masa muscular, en lugar de grasa.

¿Cómo debe ser una dieta para bajar de peso?

Una dieta o régimen para bajar de peso siempre debe estar siempre guiada por un nutricionista para asegurar que tenga todos los nutrientes necesarios y sea adecuada para la persona según su edad, sexo, actividad física y condición de salud. La dieta debe ir de la mano con la actividad física, así la reducción de peso corporal será por pérdida de grasa y se evitará el famoso “efecto rebote”.

Leer más...

SÍNDROME METABÓLICO ¿CÓMO PREVENIR?

Hoy en día vemos a muchas personas que sin ser muy obesas presentan mucha grasa a nivel del abdomen, las cuales no consideran que esto traiga alguna repercusión para su salud, pues resulta que la grasa acumulada en esa zona, considerada como “obesidad abdominal”, es la más perjudicial ya que altera el metabolismo, aumentando la producción de insulina, y por consecuencia la de glucosa, colesterol y triglicéridos, lo que en conjunto origina el síndrome metabólico, el cual es el inicio para enfermedades posteriores como la diabetes y las cardiovasculares.
Aunque el síndrome metabólico suele presentarse en mayor porcentaje entre las personas mayores de 40 años, los jóvenes tampoco se encuentran exentos si ya presentan obesidad abdominal.

 

Leer más...